Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El botón equivocado

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
El botón equivocado

El botón equivocado

Un joven español que regresaba de Bangkok, hizo escala en Múnich. Tras ir al lavabo, perdió de vista al grupo y en su despiste pulsó el botón de una puerta de seguridad que encendió la alarma. Se desalojaron dos terminales y cancelaron 130 vuelos.

He recordado el famoso «botón rojo» capaz de lanzar una guerra nuclear. No era rojo ni botón, sino un maletín negro.

Para evitar malentendidos, Washington y Moscú disponían del «teléfono rojo», que tampoco era rojo ni teléfono, sino un teletipo directo. Enviaron un texto de prueba: «Un zorro rápido y pardo saltó sobre el lomo de un perro holgazán» («The quick brown fox jumped over the lazy dog’s back»). Contenía todas las letras del alfabeto inglés y era un método de las imprentas para comprobar tipografías.

Temas

Comentarios

Lea También