Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El desbarajuste laboral

El 40% de los licenciados en este país trabaja en empleos de nivel profesional inferior, según un estudio de ESADE

Whatsapp

Es evidente que el desempleo que padecemos constituye nuestro principal problema socioeconómico, que es además estructural, lo que quiere decir que no se resolverá si no llevamos a cabo cambios profundos en el sistema productivo y en la estructura económica de este país. Así las cosas, parece claro que el problema del desempleo estructural español es sobre todo de empleabilidad y no solo de flexibilidad, como parecen creer los empresarios y el gobierno. En otras palabras, el objetivo que deberían plantearse los rectores económicos habría de ser, por un lado, estimular la actividad, la iniciativa empresarial, el emprendimiento, y, por otro lado, proporcionar empleabilidad a los parados que no la tienen. El concepto de empleabilidad es muy amplio, pero a nuestros efectos debería plantearse en dos planos. Primeramente, acomodando el sistema educativo al proceso económico. Recientemente, se publicaba un estudio de Esade-Infojobs según el cual el 40% de los licenciados trabaja en empleos de nivel profesional inferior, siendo España el país de la UE que tiene mayor número de trabajadores sobrecualificados. Al propio tiempo, hay pocos trabajadores con formación intermedia porque la FP (formación profesional) española es de dudosa calidad e insuficiente. El segundo plano es el de la formación de los parados, que en nuestro país no sólo es escasa y de dudosa calidad sino que ha sido escenario de la corrupción. Así vamos.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También