Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El espacio político de izquierda

Whatsapp

Los ideólogos de Podemos han pretendido, con inteligencia, separarse de su espacio político de origen, la izquierda radical, porque son conscientes de que en semejante ubicación sólo reside una minoría de electores, que nunca en democracia ha pasado del 11% en unas generales (Julio Anguita consiguió 21 diputados con el 10,54% de los votos en 1996). Pero Podemos no está consiguiendo adueñarse del espacio del PSOE, según la última encuesta del CIS, sino que va perdiendo adeptos a medida que el PSOE recompone la figura de la mano de Pedro Sánchez, después de que el socialismo salía fuertemente desacreditado de su última etapa de gobierno. Se aproxima la hora de la verdad de las elecciones generales y Podemos se está ubicando en el nicho que ocupaba Izquierda Unida, muy dañada por el surgimiento de la nueva formación. En el sondeo del CIS de julio, IU ya solo mantiene el 3,7% en intención de voto, cuando un año antes alcanzaba el 11,5%, y Podemos baja al 15,7%, un 0,8% menos que tres meses antes, en tanto el PSOE alcanza ya el 24,9%, un 0,6% más que en abril. Salvo algún cambio súbito, Podemos será en el futuro la nueva izquierda parlamentaria, por supuesto a babor de la socialdemocracia. Y los desesperados intentos de aparecer como una fuerza súbitamente moderada pueden tener efectos peores para el resultado final, en el que pesará la evidencia de que el país se endereza poco a poco, sin necesidad de soluciones experimentales ni radicales.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También