Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El espía espiado

Rosa Belmonte

Whatsapp

Los catalanes tienen tanta afición por los calçots como por el espionaje. Al micro en el jarrón del restaurante La Camarga se unen las escuchas a Fernández Díaz hablando de cómo husmea a otros en Catalunya. El ministro del Interior debe dimitir, pero no por espiar y utilizar los medios del Estado para sus obsesiones y las de su partido con Catalunya, que también. Debe dimitir por ser el ministro del Interior y dejarse espiar. Por el ridículo. Si no garantiza sus comunicaciones, va a garantizar las nuestras. Estamos al final de la campaña y los escándalos resultan sospechosos, pero este es el señor que recibió a Rato en su despacho para algo «personal» y «al margen de la situación procesal» del exministro.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También