El estrés bueno del alirón

JAVIER DÍAZ

Whatsapp
JAVIER DÍAZ

JAVIER DÍAZ

El estrés, ese mal que padece la sociedad cortoplacista de las prisas, también puede ser bueno. Se llama eustrés y puede resultar motivador y estimulante para ser más creativos y resolver con solvencia los problemas. En el lado opuesto está el distrés, el estrés malo, que se traduce en ansiedad e incluso depresión. En este punto estarían los jugadores del Barça según una experta en comunicación gestual, que asegura que, desde que los resultados no les acompañan, protestan con vehemencia a los árbitros. Cosas de una liga rara sin pasión en las gradas que ha primado los intereses económicos (la televisión) por encima de los aficionados. Los del Madrid ni siquiera pudieron celebrar ayer el alirón en Cibeles por temor a posibles contagios de coronavirus. Está visto que este 2020 no está para alegrías.

Temas

Comentarios

Lea También