Más de Opinión

El fútbol en peligro

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

El fútbol está en guerra. Y en peligro. El anuncio de una Superliga europea en la que estarían siempre los 15 clubes más ricos del continente porque así lo deciden ellos –la entrada en este selecto club no dependería de los resultados– más algunos invitados esporádicos –qué buenos son, sentando, como si fuera Nochebuena, a un pobre a su mesa– ha caído como una patada en las tripas a las ligas nacionales, a la UEFA, a la FIFA, a muchos aficionados e incluso a los dirigentes políticos: el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Cultura y Educación, Margaritis Schinas, dice que «debemos defender un modelo de deporte basado en valores europeos como la diversidad y la inclusión. No cabe reservarlo a algunos clubes ricos y poderosos». Y es que la elitista propuesta no solo atenta contra esos valores, sino también contra otros tan intrínsecos al fútbol como la competitividad y el mérito deportivo, obviando que una de las grandezas del deporte es precisamente que un buen día el pequeño puede comerse al grande. Hay quien tarta de justificar este torneo con el argumento del espectáculo, pero en el actual campeonato de liga español los mejores partidos los han protagonizado choques que no han tenido ni al Barça, ni al Madrid ni al Atlético como protagonistas –ESPN sitúa al Celta como el segundo equipo más divertido, solo superado por el Barça–. Pero, ¿qué les importa a los promotores de esta iniciativa los valores del fútbol? Ellos se mueven por otros valores –bursátiles, obvio–. Sí, la creación de esta Superliga sería un superdesastre para el fútbol. Al deporte, me refiero, no al negocio de unos pocos ricos.

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También