Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El hombre de correos

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Josep Maria Espasa debe ser el hombre que más sabe del servicio postal. Nacido en L’Espluga de Francolí, ha sido jefe provincial de Correos en Canarias y Barcelona hasta su traslado a Tarragona, donde disfruta de la jubilación y escribe sus recuerdos.

En Historia de la Transición Política en Correos hay páginas sorprendentes, como su descripción del edificio central de Barcelona en 1976: cinco plantas en las que se amontonaban 800 funcionarios, con un solo wáter en cada planta. En el sótano trabajaban 300 personas, con ventilación deficiente y ratas que eran combatidas por una familia de gatos alimentados por los propios funcionarios.

Espasa añade a estas narraciones los retos que tuvo que afrontar en persona, desde huelgas hasta amenazas de bomba, pasando por imaginativas estrategias para evitar robos postales. Su amor al oficio le lleva a lamentar su progresivo deterioro.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También