Más de Opinión

Opinión A pie de página

El hombre del ‘Brexit’

Michel Barnier ha tenido un papel crucial en el acuerdo con Reino Unido. Entiende la política como un largo camino

JOSÉ M. DE AREILZA

Whatsapp
El hombre del ‘Brexit’

El hombre del ‘Brexit’

El Parlamento Europeo ha ratificado el acuerdo de cooperación y comercio con el Reino Unido y ha puesto punto final a una larga etapa de negociaciones con Londres. Quedan importantes flecos (servicios financieros, datos personales, seguridad y defensa.) y la nueva relación tiende al minimalismo: un ‘Brexit’ semiduro que les desconecta del mercado interior y les devuelve el control total sobre la política migratoria y los acuerdos con terceros países.

Desde el referéndum de 2016, los británicos han tardado casi cinco años en saber cómo querían marcharse y con qué tipo de acuerdos. Ha sido una etapa con riesgos políticos y económicos altos, no solo para el país que se borraba del club. El ‘Brexit’ podía haber dividido y dañado a una Unión que ya antes de la pandemia pasaba por horas bajas, tras la crisis del euro, la avalancha migratoria y el ascenso del populismo en todos sus rincones. Es justo reconocer el papel crucial que ha desempeñado Michel Barnier al frente del equipo negociador de Bruselas. Con mucha más flema que sus colegas británicos, ha cerrado bien esta complicada operación.

El antiguo ministro francés y excomisario europeo no responde al concepto de ‘hombre fuerte’ en boga. Su personalidad tranquila está alejada de los liderazgos salvíficos, que proponen medidas tan sencillas como equivocadas ante problemas complejos. Barnier hace gala de sus orígenes en las montañas de los Alpes franceses, que a sus setenta años sigue recorriendo.

Entiende la política como un largo camino en el que hay que dar con paciencia uno a uno todos los pasos para llegar a los consensos necesarios. Los representantes del Gobierno británico, en cambio, han encontrado en él a una persona que escucha y dialoga, respetuosa y dispuesta a ayudar a encontrar una solución equilibrada para las dos partes.

Barnier ha desplegado toda su paciencia, no ha cedido en nada esencial para la UE y ha llevado a buen puerto unas conversaciones que nadie sabía cómo podían concluir. La amenaza del no acuerdo ha estado muy presente hasta el final. El siguiente proyecto del veterano político francés podría ser presentarse a las presidenciales en Francia en 2022. Ya ha creado una plataforma ‘Patriotas y europeos’.

Temas

Comentarios

Lea También