Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El huevo Kinder

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Antes de que 2016 doblara el espinazo, murió William Salice, inventor del huevo Kinder-sorpresa.

Fue la mano derecha de Michele Ferrero, otro pastelero que llegó a ser el hombre más rico de Italia, después de montar una empresa de chocolate que tiene hoy fábricas en once países y da trabajo a 22.000 empleados. Los bombones Ferrero-Rocher y los huevos Kinder son dos inventos que han hecho fortuna.

A William Salice se le presentó el reto de qué hacer para alargar la temporada de los huevos de Pascua, y fue entonces cuando se le ocurrió meter dentro pequeños juguetes de plástico desmontables convirtiéndolos en huevos con sorpresa.

Estos días el concejal de Vic Joan Coma dio explicaciones al juez sobre la metáfora de que no se puede hacer una tortilla sin romper los huevos. Los temores del juez se basan en la fórmula Kinder: se rompe el huevo y aparece la República Catalana.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También