Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El incumplimiento del déficit

Parece evidente que convertir ahora a España y Portugal en cabezas de turco sería una decisión absolutamente inaceptable

Whatsapp

Varios países centrales de la UE quieren que España y Portugal sean sancionados por no haber puesto todos los medios para evitar el incumplimiento del déficit público pactado con Bruselas en sus respectivos planes de estabilidad. Su pretensión insistente se justifica mediante razones de ejemplaridad, para evitar supuestamente que cunda todavía más el ejemplo.Sucede sin embargo que, según el Eurostat -la oficina estadística de la Unión- los países del euro incumplieron los límites de déficit (3% del PIB) o deuda (60%), que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de 1997 en aplicación del Tratado de Maastricht, en 137 ocasiones entre 2000 y 2010. Concretamente, Alemania, el país que ahora se erige en defensor ardoroso del rigor fiscal, y Francia rebasaron estos límites en 14 ocasiones cada uno, mientras que España o Irlanda lo hicieron sólo 4 y 5 veces, respectivamente, y nunca antes de la gran crisis. Los países más solventes hasta 2011 fueron en cambio Finlandia, Luxemburgo y Estonia que cumplieron siempre las reglas. Grecia, por su parte, infringió tanto el límite de déficit como el de la deuda todos los años. También superaron el tope máximo de deuda pública, Italia, Bélgica y Austria, en los once ejercicios analizados. El criterio del límite del 3% para el déficit se rebasó en 60 ocasiones. Así las cosas, parece evidente que convertir ahora a España y Portugal en cabezas de turco sería inaceptable.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También