Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El independentismo afloja

La mejora de la financiación de Catalunya y el blindaje de las cuestiones identitarias haría retroceder aún más el soberanismo
Whatsapp

Al final tendrá razón José María Aznar cuando vaticinó que el proceso independentista descarrilaría en Catalunya por las diferencias entre los propios independentistas. El último barómetro del Centro de Estudios de Opinión (CEO), que se hizo público ayer viernes, ratifica la tendencia a la baja del independentismo en Catalunya. Los partidarios del no a la independencia representan un 48% de la sociedad catalana. El no se consolida como la opción preferida por los catalanes y supera al sí en casi 4 puntos (44,1%), una distancia superior a la que observó el propio CEO en el último barómetro del 2014. Entonces, el no llegaba al 45,3%, mientras que el sí se situaba a menos de un punto (44,5 %). El director del CEO, Jordi Argelaguet, ha señalado que el soberanismo está «estancado» y ha considerado que los detractores de un Estado catalán independiente aumentan en parte «a costa de los indecisos». Son los que, a su juicio, no contemplan pasarse al independentismo por el momento porque están «a la espera» del Gobierno que habrá en La Moncloa en la próxima legislatura, en un momento en el que ganan peso partidos que contemplan una revisión de la Constitución. Existe una convicción muy extendida de que un gesto del Gobierno central en el sentido de mejorar la financiación y el trato de Catalunya en las cuestiones identitarias, acabaría por marginar del todo el soberanismo. Pero esta es una opción que el PP no jugará en período electoral.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También