Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

El mercado del automóvil hace su agosto

La entrada en vigor en septiembre de la nueva ley de emisiones y consumo ha disparado la venta de coches

Diari de Tarragona

Whatsapp
El 1 de septiembre entra en vigor la nueva normativa sobre emisiones.

El 1 de septiembre entra en vigor la nueva normativa sobre emisiones.

El verano es tradicionalmente una buena época para la venta de coches en España y, por supuesto, también en Tarragona. Este año, una circunstancia especial ha venido a multiplicar las cifras de adquisición de vehículos de manera muy considerable. La entrada en vigor a partir del 1 de septiembre de la nueva normativa de emisiones y consumo de los automóviles ha llevado a los concesionarios de casi todas las marcas a realizar ofertas muy agresivas para liquidar los vehículos que no se adaptan a la legislación de inminente entrada en vigor. Son vehículos plenamente vigentes en todas sus prestaciones, pero fueron fabricados cuando los nuevos criterios de homologación no estaban todavía establecidos. Esta circunstancia ha abierto oportunidades tentadoras que el consumidor astuto no ha tardado en identificar, sobre todo porque las nuevas exigencias que la ley impondrá a los vehículos que salgan al mercado a partir del 1 de septiembre no inciden sobre las prestaciones que percibe el usuario. El escándalo de la manipulación de los sistemas de control de emisiones que saltó en Europa ha elevado la sensibilidad del consumidor y la autoexigencia de los fabricantes. Esta misma semana el gigante alemán Daimler ha llamado a revisión un millón de vehículos por la manipulación del sistema de control de emisiones. La medida costará a la firma automovilística más de 200 millones de euros que se asumen como parte indispensable para mantener la fiabilidad y la confianza en la marca. La nueva normativa implanta un nuevo sistema de control más preciso en la medición de emisiones y en el cálculo del consumo real de los vehículos, un aspecto que hasta ahora reinaba en los territorios de la buena fe del comprador. En la práctica, muy pocos modelos cumplían con exactitud las cifras de consumo que constaban en los catálogos. En definitiva, el constante proceso evolutivo de la industria del automóvil ha propiciado unos días muy golosos para obtener coches actuales hasta un 40% más baratos. Y seguramente vendrán nuevas sorpresas.

Temas

Comentarios

Lea También