Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El móvil indiscreto

Antoni Coll

Whatsapp

Hace tres meses una cámara de Reuters captó imágenes y sonido de una conversación intolerable que tenían tres policías sobre el «osito Junqueras». Hablaban pensando que nadie les oía, pero por suerte, para desenmascarar sus burlas, se hizo público el diálogo. 

El miércoles una cámara de Tele-5 captó la pantalla del móvil de Toni Comín mientras asistía a un acto en Lovaina. Conocimos así los famosos mensajes de Puigdemont, y enseguida se abrió el debate sobre la privacidad y el interés general. Pienso que este último predomina en este caso, como en el de los policías. Gonzalo Boye, abogado de Comín, anuncia que irá a los tribunales. Considerando que fue condenado a 14 años de prisión (de los que pasó seis) por colaboración en un secuestro, debe entender de privacidad.

Temas

Comentarios

Lea También