Opinión El mirador

El mundial de globos, todo un espectáculo

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
El mundial de globos, todo un espectáculo

El mundial de globos, todo un espectáculo

Me van a perdonar, pero es que aún no he logrado salir de mi asombro tras ver el primer mundial de globos de la historia, celebrado el jueves en el Centro de Convenciones de PortAventura y organizado por el futbolista del Barça Gerard Piqué y el streamer Ibai Llanos.

Sí, aún sigo anonadado por este gran espectáculo, por el hecho de que cada partido era seguido de cerca por varios árbitros –entre ellos, el protagonista de aquel famoso «no me jodas, Rafa»– y que fue retransmitido en directo a través de un gran despliegue de medios en Twitch, contando con decenas de empresas patrocinadoras. Y es que el torneo, cuyos jugadores fueron presentados como si de unos Juegos Olímpicos se tratara, fue seguido por más de medio millón de personas solo en la primera ronda. Incluso el presidente de Perú felicitó a su jugador por su éxito.

El nuevo ‘deporte’ consiste en que dos jugadores se enfrentan en un entorno similar al salón de una casa, con muebles y todo, y deben lanzar un globo hacia arriba con la intención de que toque el suelo antes de que el contrincante pueda volver a golpearlo. O sea, eso a lo que usted ha jugado cientos de veces con sus hijos pequeños. A ver cómo le digo yo ahora a mi hija mayor, tan poco aficionada al ejercicio que sostiene que «correr es de cobardes», que de pequeña fue una gran atleta…

Temas

Comentarios

Lea También