Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El optimismo de Sánchez

Un Sánchez lleno de optimismo ha iniciado los contactos para intentar formar gobierno. Se ha dado un mes de plazo

Whatsapp

Tras la renuncia de Rajoy y el encargo del Rey de intentar la formación del gobierno, el líder socialista, Pedro Sánchez, comenzó ayer la ronda de consultas con las formaciones parlamentarias. La primera tanda de consultas en el Congreso se realizó con diputados de Coalición Canaria, Nueva Canaria, IU-Unidad Popular y Compromís. Hoy continuará con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el viernes, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Contrariamente a lo que había circulado durante la mañana, Sánchez también ha mostrado su disposición de reunirse con ERC y DiL, aunque ha reiterado que no pretenden ningún tipo de acuerdo con quien quiere romper la unidad de España. El joven secretario general del PSOE ha comenzado esta difícil tarea cargado de optimismo. El primer gesto de audacia ha consistido en alejar de la negociación los personajes y las siglas. «No hemos hablado de con quién sino de para qué», ha señalado, para insistir en que su objetivo es lograr un acuerdo para hacer frente a los cuatro grandes retos que, a su juicio, afronta España: crear empleo, luchar contra la desigualdad social, erradicar la corrupción y resolver el problema de Catalunya. Sánchez se ha dado un mes de plazo para resolver el problema. Es consciente que un anticipo electoral no servirá para encontrar la salida del laberinto. Hará falta mucha política para alcanzar con éxito esta auténtica cuadratura del círculo.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También