Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El parque de Bonavista y el incivismo

Whatsapp

Hace unos día una representación de la Nueva Unió de Comerciants de Bonavista mantuvimos una larga y provechosa reunión con el alcalde de Tarragona Sr. Josep Felix Ballesteros y con el concejal de barrio Sr. J. Villamayor para tratar diversos temas relacionados con el barrio (seguridad, incivismo, promoción económica,…).

En este sentido uno de los temas estrella fue el nuevo Parque Infantil que se abrió al público provisionalmente durante las pasadas navidades, pero que oficialmente no ha sido inaugurado todavía puesto que falta soterrar las líneas eléctricas que lo circundan cosa que se hará seguramente el próximo mes, una vez que todos los vecinos afectados han firmado la autorización (cosa nada fácil) para que dicha línea salga por su fachada.

Decir que este estupendo e innovador parque infantil, durante los últimos cinco meses ha tenido, por su masiva utilización, que soportar una enorme carga de uso tanto de vecinos del barrio como de otros barrios y esto sumado al incivismo y al más puro vandalismo ha ocasionado en poco tiempo importantes desperfectos en el mismo que se han cuantificado en casi 15.000 €, comprometiéndose el Ayuntamiento ha abordar su reparación simultáneamente a la próxima realización de las obras de soterramiento eléctrico.

También se nos dijo que se intentará aumentar la vigilancia y se realizará una campaña para fomentar el civismo. Aunque desde aquí como NUCB queremos hacer un llamamiento a la máxima colaboración ciudadana, lo cierto es que el tema del incivismo es un tema muy complicado y complejo. Creer que el ciudadano incívico cambiará su conducta por obra y gracia de folletos y campañas o por recomendaciones bien intencionadas, por mal que nos pese, nos parece vivir un tanto fuera de la realidad y supone creer en un «buenismo» que resulta estéril. Al igual que la mayoría de ciudadanos pensamos que el vandalismo y el incivismo se combaten, sobre todo, con duras sanciones y más vigilancia.

Luis Cabrera Medina

(Bonavista. Tarragona)

PD. En los últimos días he leído en varias cartas referencias a Salva Caamaño, al que acusaron unos «imbéciles» de fascista, sólo decir que es una extraordinaria persona y un hombre que lleva más de 40 años luchando por el barrio y por la gente más humilde (aunque ateo es un Santo).

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También