Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El principio del candidato más votado

En el caso de Reus no se vislumbra más alternativa que un gobierno en minoría de CiU. Otra fórmula sería rocambolesca
Whatsapp

Artur Mas y Oriol Junqueras acordaron que, allí donde sea posible, CiU y ERC buscarán pactos municipales entre ambas formaciones con el fin de reforzar el proceso soberanista. El viernes de la semana pasada, también Artur Mas y Miquel Iceta mantuvieron una reunión discreta para «explorar» un acuerdo que respete el principio de apoyo a la lista más votada en cada municipio. A una semana de la constitución de los nuevos ayuntamientos, ambas declaraciones se vislumbran de difícil cumplimiento. La política local se rige por una lógica política más cercana difícilmente aplicable en todas las localidades. Así pues, es previsible que asistamos a situaciones de enfrentamiento entre CiU y ERC, como por ejemplo en el Consell del Montsià donde socialistas y republicanos desplazarán a CiU de la presidencia del organismo. Tampoco el respeto a la lista más votada al que apelan Mas e Iceta funcionará en muchas localidades como por ejemplo Reus, donde el PSC ha alentado a la CUP, segunda formación en número de votos y escaños, a formar gobierno para desplazar a Pellicer. La animadversión entre Francesc Vallès y el actual alcalde desborda las directrices a las que puedan llegar las direcciones nacionales de los partidos. Lo importante es que no se menosprecie la racionalidad. En el caso de Reus, no se vislumbra más alternativa que un gobierno en minoría de CiU. Cualquier otra combinación abocaría la ciudad a un escenario tan rocambolesco como poco recomendable.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También