El privilegio de aparcar gratis

El uso del coche se castiga en el centro de Tarragona, algo que no sucede en zonas muy densas

ENRIC CASANOVAS

Whatsapp
Imagen del barrio de la Vall de l’Arrabassada, con plazas de aparcamiento gratuito.  FOTO: CEDIDA

Imagen del barrio de la Vall de l’Arrabassada, con plazas de aparcamiento gratuito. FOTO: CEDIDA

Aveces parece que la ciudad de Tarragona sea un pastel repartido entre grupos políticos y votantes. Cada zona tiene su lidia, como los toros. Aquí se paga para aparcar, allá no, en el otro sitio mas caro y en aquel de más allá, pues menos caro porque no se sabe qué. Y todo depende, de lo que depende. Y nadie lo sabe porque la ignorancia es el deporte más practicado en esta ciudad en respuesta a la desinformación municipal.

Parece comprensible que la presión del coche sea castigada en el centro de ciudad y el ensanche de la misma y se penalice su uso, debiendo tener pagar para aparcar en la calle. Y no poco. Eso sucede en la mayoría de zonas de la ciudad (centro, parte alta, ensanche, parte baja, barri dels músicos, etc). Pero en cambio no sucede en algunas zonas muy densas en la que no hay explicación al porque no se paga para aparcar. ¿Son antiguas prebendas o privilegios para unos?

Tarifas desiguales

Choca a la vista que en la zona de l’Arrabassada y, para entendernos mejor en el nuevo barri de l’Arrabassada, no se pague para aparcar siendo una de las zonas de más densidad urbana de Tarragona. Uno se sorprende como el pago para aparcar, por ejemplo, en la calle Pere Martell está previsto y en l’Arrabassada te sale de gratis.

Es un brindis al sol para tener más de un coche, no tener que pagar plaza de aparcamiento y guardarlo en superficie. Y menos incomprensible resulta existiendo el aparcamiento disuasorio frente al campo de fútbol del Gimnastic. ¿Porque no aparcar de gratis allí?

Todo ello induce a pensar en una meditada, planificada y estructurada estrategia para potenciar barrios de forma artificiosa y romper un determinado equilibrio en el comercio. Ir al centro de compras es inviable y el desplazamiento a ciertos barrios sale más a cuenta. Aparte, está la reducción de coste comprando vivienda en l’Arrabassada sabiendo que puedes aparcar sin pagar. Compro piso y sin aparcamiento. ¿Son estrategias meditadas? ¿Son pequeños empujoncitos no visibles para que la gente se anime más a ir a unos barrios en vez de ir a otros?.

Uno piensa que el derecho a aparcar a la calle, sino gratis debe tener una tarifa más o menos uniforme pero no es de recibo, en una ciudad solidaria y sostenible, que a unos se les cobre diez veces más caro para aparcar que a otros y, en cambio, incluso a algunos se les regalen las plazas de aparcamiento.

Por cierto, ustedes han visto en la calle la señalética “plaza de aparcamiento privada”. ¿Puede privatizarse la vía pública para algunos? ¿Funcionarios y políticos deben pagar igual que todos?. Es que se empieza a ver, de forma abultadamente exagerada que hay ciertas zonas de Tarragona donde muchas corporaciones públicas ofrecen desde hace años a sus trabajadores aparcamientos de gratis. Vaya retrato de la igualdad social.

Temas

Comentarios

Lea También