Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El test de Rorschach

Ingrid Bergman podía comunicarse en sueco, inglés, alemán y francés
Whatsapp

En 1949 Billy Wilder dio una cena a Rossellini en su casa californiana. El primero hablaba alemán, inglés y un poco de francés. Su mujer, sólo inglés. Ingrid Bergman podía comunicarse en sueco, inglés, alemán y francés. Rossellini hablaba italiano y algo de francés. Seguro que Rajoy y Merkel, con el quizá poco inglés de uno y el mucho de la otra, se entendían mejor que los dos directores. Para lo importante estaban los traductores. Según Wilder, fue una cena Gemütlichkeit. Cómoda, tranquila. Como el paseo de Merkel y Rajoy. Tan cómodo que luego Merkel dijo sobre Catalunya que esperaba que se respetara la legalidad internacional y la nacional. Neus Munté, portavoz del Govern, no notó en esas palabras apoyo de Merkel a Rajoy en contra del proceso soberanista. Una cosa es cuestionar la reforma del Constitucional. Otra, analizar una frase clara como si fuera el test de Rorschach. Como si hubiera escuchado a Ingrid Bergman hablar en sueco.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También