Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El vecino paraíso fiscal

Si Andorra sigue siendo un paraíso fiscal es porque España y Francia lo consienten. El viaje de Rajoy no resolverá el problema
Whatsapp

Andorra, «un pequeño país de los Pirineos amigo desde siempre de España y Francia» para decirlo en palabras del copríncipe y obispo de La Seu d’Urgell, es un paraíso fiscal que ha sido históricamente utilizado por muchos españoles para evadir impuestos. El último notable sorprendido en falta por este motivo es Jordi Pujol. Otro caso muy sonado ha sido el de la diva Montserrat Caballé. Y el frustrado del campeón Marc Márquez, arrepentido por la presión mediática. Así las cosas, la visita de Rajoy, acompañado por su ministro de Hacienda, a Andorra para rubricar un acuerdo que evite la doble imposición suscita perplejidad. Porque el problema que España tiene con Andorra no es éste precisamente, sino la opacidad fiscal del país pirenaico, que acaba de quedar de nuevo constatada al negarse un juez andorrano a revelar las cuentas del expresidente de la Generalitat si lo único que se le imputa es blanqueo de dinero. En otras palabras, sólo si se acredita que el dinero evadido es de origen ilegal habrá cooperación andorrana en la lucha contra el malhechor. Si Andorra es un paraíso fiscal es, sobre todo, porque España y Francia lo consienten. Bastaría una leve presión para cambiar las cosas. Por lo que se entiende mal que no se anteponga un acuerdo de pleno e incondicional intercambio de datos fiscales a cualquier otro pacto que favorezca a los empresarios andorranos. En definitiva, este viaje de Rajoy requiere una explicación más convincente.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También