Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El verdadero rostro del llamado ´procés´

Whatsapp

El llamado «procés» separatista en Cataluña muestra cada vez más nítidamente su verdadero rostro. Leía en el Diari (4-6-2016) la carta titulada «¿Un feixista en la Plaça de la Llibertat?» de mi buen amigo y viejo luchador antifranquista Salva Caamaño. Una persona, por cierto, cabal, libre e insobornable donde las haya, con el que coincidí muchos años en el PSUC, CC.OO., organizaciones que ambos abandonamos por razones parecidas, siendo la principal, la creciente y vergonzosa supeditación al nacionalismo y al poder de turno. En su carta explicaba una «anécdota» que le había ocurrido recientemente en una terraza de Reus, donde unos jóvenes (de los debidamente adoctrinados por el nacionalismo), lo acusaron repetidamente de «feixista!», todo ello por mantener una conversación –con un matrimonio amigo– crítica con la situación actual de Cataluña.

Al día siguiente me entero también por la prensa que en Barcelona cinco energúmenos patearon e insultaron a dos muchachas ataviadas con la camiseta de la selección nacional española y les tiraron por tierra sus pertenencias al grito de «Putes espanyoles!» Para ellos que alguien se ponga esa camiseta en Cataluña es una provocación inadmisible.

La lista de actos violentos, agravios y agresiones producidos durante los últimos años contra los que no quieren claudicar ante el nacionalismo obligatorio y el pensamiento único en Cataluña, crece y crece sin parar. La respuesta tanto por parte de la mayoría de medios de comunicación de Cataluña, al servicio del régimen, como de los partidos en el gobierno de la Generalitat, así como de los que están por el llamado «dret a decidir» (incluidos los principales sindicatos), es el silencio más absoluto o en el mejor de los casos disculpar a los agresores y acusar veladamente a los agredidos por estar provocando. ¡Esto no tiene buena pinta!

 

Higinio Cobo Diego

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También