Más de Opinión

Opinión El mirador

Elecciones aplazadas

El aplazamiento de las elecciones no es, en absoluto, una buena noticia. Catalunya necesita de forma urgente un gobierno sólido, fuerte y estable

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

El aplazamiento de las elecciones no es, en absoluto, una buena noticia. Catalunya necesita de forma urgente un gobierno sólido, fuerte y estable –nada que ver, pues, con lo que tenemos ahora, con los socios que lo conforman tan divididos que resulta una odisea llegar a una decisión, la que sea, consensuada– para afrontar los complicadísimos tiempos que se nos avecinan. Es verdad que no parecía haber mucho interés en hacer los comicios y que es fácil ver en la decisión de posponerlos cierto tacticismo y miedo a las encuestas; de hecho, apenas se exploraron posibles soluciones por parte de un Govern que, paradójicamente, fue capaz de organizar un referéndum con todo en contra. Pero no es menos cierto que la situación epidemiológica y las cifras de la pandemia aconsejan extremar la prudencia. No olvidemos que el número de muertes diarias es desolador e inasumible. En este sentido, es de agradecer que al menos por una vez los políticos –aunque sea por interés partidista– hayan escuchado la voz de los expertos sanitarios y se priorice, por encima de cualquier otra consideración, la salud y la vida de las personas. Ojalá fuera este siempre el punto de partida. Ojalá hubiera sido este el fundamento de todas las medidas que se han adoptado. Y, ya puestos a pedir, ahora que no perderán el tiempo –ni nos lo harán perder– con la campaña, por favor, dedíquense a lo realmente importante y pongan los medios y los recursos necesarios para acelerar el proceso de vacunación, la única garantía hoy por hoy de que podamos salir de esta pesadilla y –también– de que podamos votar. De forma segura, eso sí, y cuanto antes, mejor.

Temas

Comentarios

Lea También