Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Elecciones inevitables

Cuanto ahora hagan y digan los partidos ya no se relaciona con un pacto que conduzca a un gobierno, sino que es pura propaganda

Whatsapp

Se han roto definitivamente los puentes entre el PSOE y Podemos, después de la marrullería de Pablo Iglesias tras la reunión del pasado jueves, lo que significa que ha desaparecido la última posibilidad de que se constituya un gobierno en el plazo constitucionalmente establecido. Porque es impensable la ‘gran coalición’ -por razones obvias, el PSOE no pactará con Rajoy en ningún caso- y no hay más fórmulas viables de gobernabilidad. Así las cosas, cuanto ahora hagan y digan los partidos ya no se relaciona con la posibilidad de conseguir un pacto que conduzca a la formación de una mayoría sino que es pura propaganda, inherente al arranque de la campaña electoral previa a las elecciones del 26 de junio. Tanto la alambicada y demagógica consulta que Pablo Iglesias plantea a sus bases esta semana -¿cómo se le puede preguntar a un militante si comulga con el ideario de su propio partido o con el del vecino?- como la florida oferta que Rajoy piensa efectuar a Sánchez -una vicepresidencia para él y toda clase de reformas políticas, incluida la constitucional- ya son ambiguos elementos de seducción de cara al futuro y no argumentos racionales para el entendimiento. Conviene que lo tengamos claro los electores para no dejarnos embaucar por esos encantadores de serpientes que ahora tratarán de vendernos la luna cuando han sido incapaces de la menor levitación cuando aún era tiempo de responder con cierta grandeza a los resultados del 20-D.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También