Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

En busca de una solución urgente

Eduard Castaño

Whatsapp

La confianza del consumidor en Volkswagen ha caído en picado. Lo digo, en primera persona, porque yo soy uno de ellos. Cinco años después de haber comprado uno de sus vehículos, me entero ahora (cuando el tema ha salido a la luz pública) de que el motor de mi coche no cumpliría la normativa europea respecto a la contaminación de no ser por el trucaje. Doble engaño: primero por querer ‘camuflar’ un motor altamente contaminante a través de su software, luego por tratar de tapar el tema esperando que nunca se supiera. Debo reconocer que siempre había apostado por los motores alemanes y con este escándalo empiezo a ponerlos en duda. Pero si hay una cosa que Volkswagen sí puede hacer desde ahora es ser transparente, facilitando todos los datos que les sean requeridos, y hallando una solución rápida a este maremagno. Los clientes, que depositamos nuestra confianza en la marca, no nos merecemos un desenlace dilatado en el tiempo. Exigimos rapidez en soluciones técnicas, sin que disminuyan las prestaciones de los vehículos adquiridos. Porque la mancha de la marca tardará en ser limpiada, todo por ahorrarse unos cientos de euros en cada coche. Ahora, a cambio, el coste de ese ahorro les supondrá indemnizaciones. El prestigio está en juego. Si no, no se entendería.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También