Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Engaños contables

Con el argumento de la mejora económica, que no ha sido cierta, el Gobierno del PP bajó los impuestos antes de las elecciones

Whatsapp

Durante años -no es una metafórica exageración- hemos escuchado al Partido Popular las críticas contra el gobierno anterior, que dejó a su salida un déficit público que meses después, cuando se perfiló el cálculo, resultó ser superior al avanzado provisionalmente. Pues bien: ahora resulta que este gobierno todavía en funciones, que ha basado toda su ejecutoria en su presunto buen hacer económico, ha engañado conscientemente a los españoles y a las autoridades comunitarias porque, en contra de lo anunciado reiteradamente por Montoro y De Guindos con una impasibilidad admirable durante meses, se ha desviado muy significativamente del objetivo de déficit, que debía haber sido del 4,2% según el pacto de estabilidad acordado con Bruselas, y que alcanza en realidad el 5,18%. Nada menos que unos 10.000 millones de euros de más sobre lo que estaba previsto. La cuestión no trascendería de las esferas contables si no hubiera dado pie a una trampa electoral muy burda: puesto que las cosas iban tan bien, el gobierno bajó los impuestos poco antes de las elecciones para congraciarse con su electorado. Y mientras tanto, las comunidades autónomas, estranguladas, continúan teniendo dificultades para financiar los servicios públicos fundamentales que están a su cargo. Todo un ejemplo de buen gobierno y de sentido del Estado. A buen seguro que el electorado tomará buena nota si, como parece, las eleccones son inevitables.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También