Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion editorial

Es hora de gobernar y de gestionar

No es momento de inventos ni de audacias de gobiernos remotos. Catalunya necesita un Govern que trabaje

Diari de Tarragona

Whatsapp
Mariano Rajoy en La Moncloa. EFE

Mariano Rajoy en La Moncloa. EFE

Tras todo proceso electoral, sobre todo si ningún partido ha conseguido la mayoría absoluta, se abre un período de negociaciones tácticas y de matemáticas del pacto con el fin de configurar, en primer lugar, la mesa y los grupos del Parlamento y posteriormente el nuevo gobierno. En esta ocasión, en Catalunya, el habitual trance democrático adquiere tintes diabólicos, en primer lugar porque los comicios han consagrado la división del país en dos bloques prácticamente iguales, y en segundo lugar porque buena parte de los diputados electos, entre los que están los candidatos con más opciones para ser elegidos presidente, se encuentran o bien en Bruselas o bien en la cárcel. Gestionar esta situación insólita no será fácil, pero requerirá sobre todo que se piense en el bien del país y no en los intereses particulares de cada partido o de cada candidato. En estas horas se están extendiendo numerosas teorías sobre si son elegibles para la presidencia de la Generalitat candidatos que no pueden concretar su presencia física en el Parlament. No hacen falta muchos esfuerzos mentales para alcanzar que no es viable gobernar en situación remota o en modo plasma, como también se ha insinuado. Dejémonos de inventos. Es hora de gestionar y de devolver la confianza. Nadie pide a los independentistas que renuncien a sus ideas, sino que simplemente apliquen la lógica. Las urnas no les han dado más fuerza representativa de la que ya tenían. No es suficiente para llevar adelante su proyecto. Ahora gobiernen y más adelante los ciudadanos decidirán. La democracia brinda las urnas de forma constante en numerosas convocatorias. Ahora debe formase el Govern posible a tenor de los resultados. Un Govern que se aplique a evitar que siga la sangría de empresas, un Govern que aplique soluciones a los múltiples problemas pendientes y que, tapados por el procés, se están cronificando. Olvídense ahora de paraísos terrenales y ocúpense de gestionar el día a día. No vaya a ser que cuando llegue el día soñado proclamen la república en un solar.

Temas

Comentarios

Lea También