Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Esclavistas del Mediterráneo

Europa debe comprometerse con el desarrollo económico y social de los países africanos para prevenir esa inmigración
Whatsapp

El mar Mediterráneo se está convirtiendo, a centenares, en una vergonzante fosa común de seres humanos que huyen de las guerras y de las miserias buscando una vida digna y encuentran una muerte peor. Muchas conciencias se han despertado en las últimas horas tras la enésima tragedia conocida.La situación creada por el conflicto en Siria, en Irak o en Libia tiene muchos responsables que tienen que asumir los compromisos necesarios para solventar el goteo incesante y deleznable de muertes de unas personas que son víctimas de los intereses bastardos de un grupo de terroristas, criminales y narcotraficantes que utilizan a las mafias con total impunidad. Sin duda, los que engañan a los inmigrantes y les roban el dinero al meterles en un cascajo con todas las papeletas para naufragar son los principales objetivos de cualquier plan de acción. Pero, quizá, haya una gran responsabilidad entre los que tenían que haber aplicado una política europea común frente a la inmigración y no han querido saber nada dejando a los países del sur, como España e Italia, al albur de los acontecimientos. Europa debe comprometerse con el desarrollo económico y social de los países africanos del Sahel para prevenir esa inmigración, y en el caso que hoy nos ocupa, el avispero libio, debe afrontar el grave error que cometió al intervenir militarmente para derrocar al dictador Gadafi y después no asumir las consecuencias y las necesidades de un país sin estructuras de Estado.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También