Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Escoger la clase de religión en la escuela

La Consejería de Educación de Cataluña ha fijado del 10 al 17 de marzo para que los padres escojan la escuela que quieren para sus hijos
Whatsapp

La Consejería de Educación de Cataluña ha fijado del 10 al 17 de marzo para que los padres escojan la escuela que quieren para sus hijos. Y en este momento los padres también deben escoger si quieren que sus hijos estudien el área de religión y moral católica o su alternativa, que será el área de educación en valores sociales y cívicos. Cuando los alumnos son mayores son ellos mismos los que deben escoger cuál de estas dos asignaturas quieren cursar.

Hay momentos importantes en que los padres y los propios alumnos deben tomar decisiones que les pueden marcar mucho en su educación y, por tanto, en su vida. Y no tengo ninguna duda que escoger o no la asignatura de religión es uno de esos momentos. Me gustaría razonarlo.

Siempre he pensado que la ignorancia es el peor enemigo de Dios y de la persona, porque sin conocer las cosas no se puede decidir ni situarse en el mundo y en el lugar donde vivimos. Y la religión católica es la que ha modelado nuestro país a lo largo de los más de mil años de historia. Pero aún más importante que la cultura es lo que aporta la religión a la educación de los niños y de los jóvenes y, por tanto, también a la sociedad. La educación debe ser integral, dicen los expertos, y la dimensión trascendente es una de las dimensiones de la educación. Las grandes preguntas se plantean en esta asignatura: quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos. El estudio de la religión en la escuela, diferente de la catequesis parroquial, favorece el pleno desarrollo de la personalidad humana en todas sus dimensiones: mente, cuerpo, espíritu; ayuda a conocer la existencia de unos valores según los cuales se determina la manera de ver la vida y de comportarse con respeto y tolerancia hacia los demás. La enseñanza escolar de la religión cumple el derecho y el deber que tienen los padres para con sus hijos, así como el de todo creyente de recibir de una manera estructurada, orgánica y sistemática el contenido del mensaje cristiano: esto hoy en día sólo se puede llevar a cabo en el ámbito escolar.

Animo, pues, a los padres y madres a inscribir a sus hijos en la clase de religión en la escuela que hayan escogido y que animen a otros padres y madres a hacerlo. Disponen de unos buenos maestros y profesores de religión, muy bien preparados, dispuestos a ayudar a sus hijos, que ojalá que sean sus alumnos.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También