Espacios para la paz

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
ANTONI COLL I GILABERT

ANTONI COLL I GILABERT

Química de la vela se titulaba un tratado científico que el profesor Sanchez Real dedicó a una experiencia que parece nimia: el consumirse de una vela. 

Lo recordé ayer en la parroquia de Sant Pau en la celebración tempranera de la misa Rorate a la luz de las velas, sin luces eléctricas y no por el precio de la luz, sino por el simbolismo de la luz de Belén. Hay veces en las que hay que ver menos para ver más.

Coincidió en el día con la apertura por el Arzobispo, en Sant Antoni de Padua, de la Adoración Eucarística Perpetua en Tarragona. Espacio de soledad-acompañada y de reflexión que hubiera celebrado Pascal cuando dijo, contra el activismo: «Toda la desgracia de los hombres viene de una sola cosa: el no saber quedarse tranquilos en una habitación».

Temas

Comentarios

Lea También