Estafadores

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

La Audiencia de Tarragona ha juzgado una estafa por internet en la que el comprador creía haber adquirido un móvil Samsung Galaxy de 155 euros, y al recoger el paquete se encontró con que contenía un queso de bola, y encima, caducado.

No conviene reírse de la desgracia pensando que fue poco prudente. Una persona tan lista como Josep Borrell, que fue ministro socialista y Presidente del Parlamento Europeo, denunció haber sido objeto de un timo por una página web de apariencia seria. En este caso la estafa fue de 150.000 euros.

Los estafadores abundan y están en todas partes, aunque tienen más resonancia en la política.

Se cuenta que dos amigos pasaban por la acera del Parlamento de su país y escucharon que adentro se decían: «Ladrón, estafador, delincuente, maleante…», y uno le dice al otro: «¿Se están peleando los diputados?», a lo que el otro le responde: «No, están pasando lista».

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También