Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Etapa dramática

En una carretera relativamente estrecha, así de repente, acaeció una tumultuosa caída
Whatsapp

El de que la configuración de la 3ª etapa tuviera un perfil más o menos duro con sus cuatro ascensiones, no dejaba de ser un aliciente que nos prometía una jornada emotiva. Hubo una fuga de un cuarteto de poca identidad que fue neutralizada cuando restaban por recorrer 60 kilómetros hasta la línea de meta. El pelotón compacto respiraba hasta aquel momento una tranquilidad casi absoluta. En una carretera relativamente estrecha, así de repente, acaeció una tumultuosa caída que afectó en gran manera a una docena de corredores. Entre los más perjudicados estaba el francés Dumoulin, que figuraba en el tercer puesto en la tabla de la general, y el australiano Gerrans. Los dos se vieron obligados a abandonar la carrera. El suizo Fabian Cancellara, maltrecho también, siguió en carrera sin poder evitar la pérdida de su cotizada prenda de líder. No ha sido novedad este accidente que ha venido a enturbiar la contextura de la prueba. No pocas veces hemos denunciado en estas mismas columnas qué es una temeridad el inscribir a 198 ciclistas en una competición en la cual se alcanzan elevados promedios y se afrontan dificultades de toda índole. La concurrencia de ciclistas debería ser disminuida de manera drástica. De lo contrario el alto riesgo, etapa tras etapa, no desaparecerá.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También