Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Europa apoya a Tarragona 2018

El Parlamento Europeo ha exhibido una unidad política en apoyo de los Juegos del Mediterráneo que ya hubiéramos querido en el palacio municipal de la Plaça de la Font

Diari de Tarragona

Whatsapp

Parece mentira pero nos habíamos olvidado de Europa. Nadie reparó en que Europa podía echar una mano en la organización de los Juegos del Mediterráneo 2018. Afortunadamente parece que estamos a tiempo de enmendar el olvido y Tarragona podrá disponer de un presupuesto europeo del que en principio nadie contaba porque nadie se había acordado de que Europa también existe. El encargado de impulsar la ayuda europea ha sido el copresidente del intergrupo de Deportes del Parlamento Europeo, Santiago Fisas (PP). Fisas, con una larga trayectoria en la gestión del deporte (fue secretario de Estado de Deportes y vicepresidente del Comité Olímpico Español) vio desde el primer momento que había una oportunidad que no se podía dejar escapar. Lo más importante es que la iniciativa ha contado con el apoyo de los principales partidos representados en la cámara europea. Codo con codo con Fisas han empujado la iniciativa Javi López (PSC), Josep Maria Terricabras (ERC), Ramon Tremosa (PDeCAT) y Javier Nart (Ciutadans). La Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo aprobó ayer la moción que contempla una dotación de tres millones de euros para la celebración de los Juegos del Mediterráneo en Tarragona. La medida, para ser efectiva, deberá ser ratificada en el pleno de los presupuestos del próximo 24 de octubre, pero el apoyo general que ha obtenido la moción, incluso por parte de países que no relación alguna con el evento, hace pensar que no habrá ningún problema para que salga adelante. Esta inyección europea irá perfecta para financiar las ceremonias de apertura y clausura, para formar a los voluntarios y para ayudar a las delegaciones de países que están en situación desfavorable. De manera especial hay que destacar que si esta aportación se acaba concretando, como es previsible, será por la unidad de todos los grupos, al margen de ideologías y partidismos, una unidad que de  haber existido desde un principio en el Ayuntamiento de Tarragona hubiera facilitado las cosas. Tarragona is different.

Temas

Comentarios

Lea También