Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Éxito inesperado

Whatsapp

La llegada de la séptima etapa de la Vuelta tenía ciertas complicaciones, especialmente en la parte final de la misma al tener que afrontar la subida al Alto de Capileira, de 1.565 metros de altitud. Hubo inicialmente una fuga de cierta consistencia integrada por cinco hombres, que llegaron a acumular una ventaja máxima de 13 minutos y entre los que se encontraba el vasco Txurruka. Esos protagonistas no se entregaron así como así a la belicosidad que imprimió en pelotón en la última fase de la etapa. De los citados escapados resistieron Bert-Jan Lindeman, que se adjudicaría con toda pompa el triunfo, secundado muy de cerca por Ilia Koshevoy. De entre los ciclistas importantes, surgidos a última hora, hemos de señalar al italiano Fabio Aru (3º), que se adelantó con ímpetu a sus oponentes más directos, tales como el francés Cousin (4º), el polaco Majka (5º), el colombiano Chaves (6º), el español Valverde (7º), siempre en primera fila, y el otro colombiano Quintana (8º), atento a los movimientos de sus oponentes. Cabe mencionar que el gran favorito de la prueba, Chris Froome, perdió algunos segundos ante el desencadenado fragor postrero. Por lo demás, la clasificación general se ha mantenido en esencia bajo la misma contextura. Un día más en el que Esteban Chaves nos demuestra que su actuación no es producto de la casualidad.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También