Feminismo es democracia

Quiero dirigir un mensaje directo a todas las mujeres: ¡no estáis solas! Ante cualquier violencia, ¡denunciad!
 

SANDRA GUAITA

Whatsapp
SANDRA GUAITA, Diputada del PSC per Tarragona

SANDRA GUAITA, Diputada del PSC per Tarragona

En lo que llevamos de año 37 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en nuestro país. Desde 2003 –primer año en que empezaron a contabilizarse oficialmente- 1.118 mujeres han sido asesinadas (es decir, más que ETA en toda su historia criminal, por tener solo un elemento de referencia). Pero hay más. Según datos oficiales más de 600.000 mujeres sufren violencia de género en España. De ellas, solo el 25% denuncia la violencia de que es objeto. Es decir, 450.000 maltratadores ejercen la violencia contra las mujeres con total impunidad en estos momentos.

Es importante recordarlo. Sobre todo, porque desde el ámbito de la derecha y de la extrema derecha se intenta o bien relativizar o bien directamente negar esta violencia machista contra las mujeres. En este sentido nos preocupa, y mucho, la deriva del PP estos últimos meses haciendo seguidismo de Vox.

Necesitamos construir una sociedad de mujeres y hombres libres e iguales, no solo ante la ley 

Hace pocos días PP y Vox votaron en el Parlamento Europeo no apoyar que la violencia de género fuera tipificada como eurodelito. ¡Perece increíble, pero es cierto! Es un hecho gravísimo que conviene que no olvidemos porque PP y Vox se presentan directamente como alternativa de gobierno.

El actual ejecutivo progresista sigue implementando su programa feminista. Hemos avanzado en la facilitación de la acreditación de la condición de víctima, así como en la eliminación del consentimiento expreso del maltratador para que sus hijas e hijos puedan acceder a tratamiento psicológico. Con la ley de la infancia hemos logrado prohibir el uso del falso síndrome de alienación parental y hemos reconocido la violencia vicaria como una forma de violencia de género.

Debemos proteger con mayor eficacia a nuestros menores. Un maltratador nunca puede ser un buen padre. La ley de infancia prohíbe la custodia compartida o el régimen de visitas para evitar que los hombres maltratadores ejerzan la violencia contra sus hijas e hijos. Toda precaución es poca.  

Bien, ahora estamos en condiciones de dar un paso adelante muy importante: la abolición de la prostitución. El primer paso será aprobar la ley contra la trata y la explotación sexual, pero hay que ir más allá. No entiendo las voces que desde la derecha vinculan libertad con prostitución.

Para las socialistas es inconcebible que se considere la esclavitud como un trabajo. Ninguna mujer ha nacido para ser prostituta. Las y los socialistas vamos a abolir la prostitución y lo haremos durante este mandato. Lo haremos en defensa de los derechos fundamentales de todas, aunque tengamos que hacerlo solas. 

Necesitamos construir una sociedad de mujeres y hombres libres e iguales, no solo ante la ley –que ya lo somos-, sino iguales también en nuestra vida diaria, en el trabajo, en las retribuciones salariales, en nuestro acceso a oportunidades y puestos de responsabilidades, y la lista no termina aquí.

Hemos avanzado, cierto, pero queda mucho, lamentablemente, por hacer. 
Finalmente quiero dirigir un mensaje directo a todas las mujeres: ¡no estáis solas! Ante cualquier violencia que se ejerza sobre vosotras, ¡denunciad! Pero también quiero interpelar directamente a los hombres: esta lucha, la lucha feminista, también es vuestra lucha. Solo cuando acabemos con la lacra machista viviremos en una sociedad plenamente libre dónde vosotros conseguiréis ser realmente libres. 

Recordando siempre a aquellas mujeres como Lilith, Rosa Luxemburg, Clara Zetkin, Clara Campoamor o Victoria Kent, entre tantas otras.

Mujeres que nos precedieron en tiempos en que defender los derechos de las mujeres suponía jugarse la vida. Literalmente. Mujeres valientes que nos precedieron en la lucha. Esta victoria también es vuestra.
 

Temas

  • El artículo

Comentarios

Lea También