Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fuerza para Grecia

Whatsapp

En mi primer viaje a Grecia, muchos años ha, tuve la sensación de encontrarme como en casa. Solo cuando me hablaban, volvía a la realidad. Su cordialidad, su sonrisa cuando te ofrecían algo, sus comidas. Todo resultaba gratificante, menos el insoportable calor del mes de agosto. Ahora nos llegan a nosotros estos calores, porque el clima también va cambiando, como va cambiando el dinero de bolsillo.

Leída la entrevista que le hacen al escritor griego Petros Márkaris, sobre el estado actual de su País, veo que parte de esta mala situación se debe a que no se cumplieron las reformas que pedían en Bruselas. Dice que debían haber actuado con más contundencia desde el principio. Hay gastos públicos desorbitados que no acaban de rebajar, como el de Defensa que por lo visto se lleva un buen pellizco, no acorde con su economía. Me dijo una vez un profesor de economía, que lo mismo se lleva una casa como una gran empresa. Se trata de que ha de entrar más dinero del que sale, salvo en casos puntuales en que puedes necesitar un crédito, que luego has de devolver con intereses. Y otro ejemplo era que podía entregar dinero a varios hijos y cada uno de ellos traería un resultado. Uno prosperaría, otro se quedaría estancado y otro volvería arruinado. En fin, que nos dejó bien claro que hay que vigilar por donde se va el dinero o en qué se invierte. Aquí en España hemos tenido bastantes ejemplos últimamente.

Todo mal resultado lo paga siempre el pueblo llano, los políticos simplemente dimiten y se quedan con su buen retiro.

A ver si Grecia encuentra, de una vez por todas, un buen capitán para su barco.

Nos alegraremos inmensamente.

 

M.ª Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También