Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hablemos de animales

Whatsapp

En estos días está de moda pasear al perrito por la ciudad, pero cuidado, que todo no se basa en salir a la calle y dejar que ande, mee y haga sus necesidades (el perrito). Hay unas normas básicas de educación y civismo que se debe seguir, cada vez que lo bajas debes llevar tus bolsitas para recoger las (caquitas), además de procurar que haga pipí en sitios permitidos, y no en la rueda de los coches (por ejemplo).

También tienes que llevarlo con su correa y depende de la raza con bozal. Gracias a una iniciativa del ayuntamiento se está llevando un control por toda la ciudad de estas normas, multando a los desaprensivos que no las cumplen.

El tener un perro no es otra cosa que respetar a los demás y procurar no ensuciar las aceras por donde pasa la gente. No tenerlo todo el santo día en un balcón sufriendo las inclemencias del tiempo y haciendo sus necesidades allí, con la consiguiente molestia de que caiga todo a la calle o al vecino de abajo, además de pasarse todo el día ladrando molestando a todos.

Ya de por si, en las comunidades de vecinos tendría que estar prohibido tener perros, no es de querer mucho a los animales el hecho de dejarlos encerrados todo el día. Los perros en casas y chalets, donde tengan espacio y no molesten, en una comunidad es de egoístas e incívicos, estar molestando a los demás por el capricho de tener un perro. Como todo, es culpa de los padres no enseñarles cómo y dónde se deben de tener los perros, cuando a un niño se le antoja uno, que después acabamos sacando y cuidando nosotros. La ciudad no está sucia por culpa de los perros, lo está por culpa del in civismo y la poca educación de sus dueños.

Antonio Casero López

(Reus)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También