Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hemiciclo del Congreso, o tal vez ´hemicirco´

Whatsapp

Tal parece en la actualidad dicho Congreso de los Diputados. La soez y mala educación de ciertos componentes consigue enrojecer de vergüenza y bochorno a los españoles (no a todos). Se vanaglorian de su democracia, la cual intentan cínicamente imponer. Es curioso el que no admiten la crítica de la prensa escrita.

Esta confrontación nacional de los políticos de «derechas y izquierdas» me hace recordar pasajes tristes y lamentables de la historia de España, envuelta siempre en trifulcas y agresiones entre ambas formaciones políticas.

Los puños en alto nos hacen recordar los tiempos tristes del pasado, y nos hace pensar que es el camino hacia la confrontación. Aquellos tiempos no deben retornar. Asesinatos anarquistas de personas por el solo hecho de ser cristianos. Actualmente intentan el asalto al poder y así seguir el ejemplo de Venezuela.

Actualmente piden que las misas no sean ofrecidas por la televisión, ni las procesiones, etc. Hasta ponen en sus directrices a nuestro ejército (recordemos que Azaña cerró la Academia Militar de Zaragoza).

En resumen, cargarse nuestras raíces. El lema «un pie en el Congreso y mil en las calles», o sea ellos en el Congreso y el obrero a tomar las calles. Agitar al obrero es una de sus tácticas. Alejandro Lerroux, presidente radical, en una ocasión en la visita a Barcelona en tren, al llegar a la estación se despojó de su chaqueta, deslió un bocadillo envuelto en papel de periódico, y aparecía de este modo, chaqueta en una mano y bocadillo en la otra, en la puerta del vagón ante el enfervorizado y engañado obrero.

Francisco Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Lea También