Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hipersensibilidad química, los grandes olvidados

Whatsapp

Señores lectores: soy una persona afectada de hipersensibilidad química y electromagnética. Mi vida en estos últimos años se ha reducido al aislamiento absoluto por parte de las administraciones públicas y sanitarias.

Enfrentarse a un problema derivado de la expansión de las nuevas tecnologías es luchar contra Goliat o, lo que es lo mismo, a un lobby con intereses e influencias económicas y financieras que prevalecen sobre la salud del ciudadano medio.

En esto, el Ayuntamiento de Tarragona, en el 2015, emite un Plan de Rescate para estos enfermos, con unas bases programáticas básicas y elementales para proporcionarnos una mejor calidad de vida. Pero ¿qué ha pasado con ese plan?, ¿en qué fase de desarrollo se encuentra? Sólo puedo decirles que si llamas al Ayuntamiento para pedir información, no saben ni sobre qué estamos preguntando.

En fin, sólo nos queda concluir que se trata de un elemento de estrategia electoralista que luego se queda en el camino, como nos vamos quedando poco a poco nosotros en el olvido.

Estoy y estamos tan desesperados, es tan duro vivir con un malestar continúo sin que podamos recurrir a la medicina ni a un lugar exento de radiaciones, que sólo nos queda el ánimo para ser críticos pero ya sin crispación.

 

Antonia Mesa

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También