Más de Opinión

Opinión Al margen

Historias matritenses

La decisión de no clausurar las ‘fronteras’ de la Comunidad de Madrid es perfectamente inútil si las comunidades de su alrededor lo hacen

Pedro Villalar

Whatsapp

La totalidad de las comunidades autónomas excepto la madrileña (y la canaria, por su carácter insular) han convenido en mantenerse confinadas, aisladas de las de alrededor, para evitar desplazamientos que puedan incrementar el contagio del coronavirus.

Madrid, obstinadamente, ha utilizado toda clase de argumentos espurios y falaces para justificar tanto la apertura de sus ‘fronteras’ como más facilidades para la hostelería y los servicios.

Lo cierto es que Madrid es, cuando se escriben estas líneas, la autonomía que más contagios registra de toda España, por lo que una salida desordenada de madrileños hacia todas partes podría extender el virus sobre toda la península.

Es obvio que la decisión de no clausurar las ‘fronteras’ de la Comunidad de Madrid es perfectamente inútil si las comunidades de su alrededor sí lo hacen. De nada le valdrá al viajero madrileño que le permitan salir de su comunidad si no le dejan entrar en Castilla y León ni en Castilla La Mancha.

Así las cosas, uno siente la tentación de indagar en las razones que lleva a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del Partido Popular, a llevar la contraria. Y no aparece ningún posible argumento sanitario: la presidenta de Madrid, que compite con Casado por el liderazgo, quiere demostrar a los cuatro vientos su autonomía. La impulsa Miguel Angel Rodríguez, exalto cargo en el Gobierno de Aznar. Rodríguez mantiene a Ayusdo en campaña permanente. En definitiva, la salud de los madrileños no parece ser el centro de las preocupaciones de la presidenta.

Temas

  • Al margen

Comentarios

Lea También