Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Honradez

Whatsapp

Los medios de descomunicación se han hecho eco de la gran tragedia de esta semana en la que el único que ha salido afectado ha sido el pobre senegalés que ha resultado muerto, después de un registro en varios pisos, por parte de la policía autonómica en busca de material ilegal.

Los partidos políticos de la oposición y asociaciones con ganas de gresca, han aprovechado la situación para, «inteligentemente», organizar un zafarrancho de combate, con comentarios desafortunados utilizando una verborrea para calentar más, sino hacía calor, el ambiente tan divino que se respira en esta comunidad autónoma española.

Estamos de acuerdo que todo el mundo se tiene que buscar la vida y vivir, pero no vendiendo productos falseados, robados o trapicheados. Los comerciantes pagan sus impuestos y sufren la crisis, ¿encima tienen que aguantar la venta de artículos de dudosa procedencia? Los españoles en aquellos años de crisis anteriores también se buscaron la vida en Europa, pero todos con contrato de trabajo, y, una vez se acababa, o hacían algo ilegal, se les devolvía a su país. Aquí nos pisotean, nos roban, cometen delitos de todos los colores y encima salen cuatro energúmenos a defenderlos.

A la policía le hace falta más apoyo y más libertad para hacer cumplir unas leyes de las cuales ahora, se mofa todo el mundo. Somos un país abierto, pero para las personas que «honradamente», vienen a trabajar y a colaborar en el progreso de la Nación, esto se acabaría si persona + delito = vuelta a su país.

Antonio Casero López

(Reus)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También