Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

'Hospes ave'

Whatsapp

Tarragona, Reus y Tortosa se inscribirán en el registro de ciudades abiertas a la acogida de refugiados. Tarragona, además, destinará 41.000 euros al Comitè Català per als Refugiats. No puede esperarse menos de una ciudad cuyo conjunto arqueológico es Patrimonio de la Humanidad. Como la ciudad vieja de Damasco, la ciudad vieja de Alepo, Bosra, Palmira, el Crac de los Caballeros y ocho yacimientos del norte de Siria. Una ciudad que va a acoger los Juegos del Mediterráneo, verá llegar a jóvenes de 24 países y se erigirá en un punto de encuentro deportivo y también cultural de las riberas norte y sur del Mare Nostrum, que ha de seguir siendo cuna de civilizaciones y no cementerio de nuestros valores.

Una ciudad que dentro de unos días empezará a celebrar Santa Tecla, la patrona cuyos restos, según la leyenda, reposan –ojo, excepto el Brazo– en Maalula. En este pueblo al norte de Damasco se ubica el monasterio de Santa Tecla. Está sobre una roca ante la que la santa, al verse perseguida por los soldados, se puso a rezar. Dicen que entonces la roca se abrió y que santa Tecla se coló por la grieta, aún visible, y se salvó. Maalula, de hecho, significa ‘entrada’ en arameo, la lengua de Jesús que aún se habla en la zona.

Por todo ello estoy segura de que, esta vez, de la manifestación que convoca Amnistía Internacional el miércoles a las siete de la tarde, ante Els Despullats y bajo el lema ‘Targeta roja a Europa. Protecció per als refugiats’, valdrá la pena publicar las imágenes. Ya no serán, seguro que no, cuatro gatos aguantando una pancarta. Seremos más. Porque no se trata solo de acoger a los refugiados. Hay que parar la guerra en Siria. La humanidad es nuestro mejor patrimonio.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También