Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Huelga distinta

Antoni Coll

Whatsapp

Hubo huelga, pero distinta: ahora no consiste en dejar de trabajar, sino en no dejar trabajar. 

UGT y CC.OO se desmarcaron, y el convocante de la ‘aturada de país’ fue la Intersindical, que en las elecciones obtiene el 0,43% de los sufragios. Tuvo la simpatía de la ANC y, sobre todo, los Comités de Defensa de la República (CDR) manejados por la CUP, de inspiración cubana. Se dedicaron a cortes de carreteras y trenes. Siempre pacíficos, mientras no se les moleste.

La reivindicación fue la libertad de los encarcelados, y la estrategia de «cuanto peor, mejor». Se trata de perjudicar a la economía. Lluís Llach dijo que «mientras no actuemos sobre la prima de riesgo, Europa no nos comprenderá». 

Este hombre sabe de política y economía lo mismo que yo de cantar.

Temas

Comentarios

Lea También