Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Impresionante demostración

La resolución de la décima etapa de ayer, con llegada a la cima pirenaica denominada La Pierre Saint-Martin nos ha delatado abiertamente la eficacia del golpe certero
Whatsapp

La resolución de la décima etapa de ayer, con llegada a la cima pirenaica denominada La Pierre Saint-Martin, calificada de categoría especial, nos ha delatado abiertamente la eficacia del golpe certero y hasta fácil llevado a cabo por el corredor Christopher Froome, que de días viene siendo considerado el favorito del Tour. El británico se ha querido adelantar a los acontecimientos en esta jornada vivaz que nos ha mostrado el panorama inédito y chocante de este lugar final de etapa, con sus alturas pétreas de material calcáreo dignas para ser contempladas. Imaginábamos que sería más bien un día de observación entre los ciclistas más fuertes del momento con la justa intención de asestar el golpe con más fuerza en etapas venideras. Froome ha preferido adelantarse al juego y dejar las cosas más en su sitio. Su fiel compañero de equipo, el australiano Porte, aparte de ayudarle, también supo sacar provecho de la jugada. Mientras que los que se vieron más afectados en este duelo sin cuartel fueron el español Contador, el italiano Nibali e incluso el colombiano Urán. El único que no claudicó del todo fue Quintana, que pedaleó entre dos aguas, viéndose incapaz de neutralizar la dura embestida de Froome. Elogiemos a Valverde, que pudo cincelar el quinto en la etapa a lo largo del sinuoso y duro puerto, en cuya cima se alzaba la meta.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También