Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Impulso a la economía

El BCE inyectará 60.000 millones al mes para impulsar la economía. La mejora de la competitividad debe ir a renglón seguido
Whatsapp

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha aprobado la compra masiva de deuda pública europea. La medida es semejante a la que puso en marcha hace años la Reserva Federal de los Estados Unidos, que ha invertido cuatro billones de dólares para proporcionar liquidez al sistema financiero norteamericano, con las consecuencias que a la vista están: Norteamérica crece ya al 5% después de haber remontado la gran crisis y ha regresado a cotas mínimas de desempleo. Tras el éxito, la Reserva Federal se dispone a cortar el grifo aunque sin elevar de momento los tipos de interés, también cercanos a cero. La comparación de esta situación boyante con la de Europa es inquietante para los europeos, ya que aquí estamos en el entorno del estancamiento económico, con tasas de inflación negativas y con un desempleo a todas luces excesivo, que se vuelve insoportable en algunos países como España y Grecia. El BCE comprará deuda de todos los países en función de su peso en el eurogrupo.Una vez establecido el marco monetario adecuado, lo realmente urgente es que se apliquen políticas expansivas desde el sector público de suficiente intensidad que arrastren toda la economía productiva. Asimismo, es preciso seguir trabajando en pro de la competitividad de nuestros países, anquilosados por anclajes burocráticos absurdos que deben aligerarse sin que resientan aún más los debilitados estados de bienestar.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También