Más de Opinion

Incompetentes

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Incompetentes

Incompetentes

La situación de Madrid es un síntoma de la incompetencia de algunos de nuestros representantes, que se pasan la pelota y evitan tomar decisiones que se antojan impostergables por temor a que generen críticas o no sean bien acogidas por la población.

Sin tener en cuenta, por cierto, que la ciudadanía en general es mucho más madura que ellos, como demuestra la última encuesta del CIS, en la que el 62% de la población española apuesta por medidas de control y aislamiento más exigentes y casi nueve de cada diez personas creen que las decisiones adoptadas para frenar el virus han sido necesarias.

Con decenas de fallecidos cada día, con cientos de nuevos contagios cada 24 horas, con la atención primaria colapsada y los hospitales camino de la saturación no se entiende la tardanza en actuar. La situación es gravísima. En Madrid y en el resto del país. Porque Madrid no es solo el epicentro de la pandemia; es el corazón de la red de carreteras y de la vía ferroviaria de España y el destino al que cada día acuden gentes de todo el país para trabajar, para hacer negocios, para estudiar o para cualquier otra cosa.

Lo confirmó ayer el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, al decir que la situación epidemiológica de Madrid puede terminar afectando a Catalunya. Por eso hemos de exigir a los políticos de Madrid –como a los de cualquier otra administración– que hagan su trabajo, que tomen decisiones pensando en el bienestar general y asuman el desgaste o los vítores que ello les pueda ocasionar. Y si no saben o no se atreven, que se aparten para que se pongan otros más capaces –espero que los haya–. Al fin y al cabo, les pagamos para eso, ¿no?

Temas

Comentarios

Lea También