Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Iniciativas solidarias

Whatsapp

Desde la ventana más famosa del mundo, el papa Francisco pidió el domingo a todas las parroquias católicas de Europa que acojan a una familia de refugiados. Obras son amores y no buenas razones.

El mismo domingo, en otra iniciativa, un convoy de 140 coches salió de Viena y marchó a Budapest para cargar a inmigrantes que iban andando hacia la frontera austríaca y ayudarles a cruzarla.

Estos gestos son representativos de la ola de solidaridad que produjeron las impactantes imágenes de colas de personas en la estación de Budapest o en la carretera, y la del niño sirio de tres años devuelto por el mar a una playa turca.

Nos movemos por emociones, y está bien porque muestran que tenemos corazón; pero también deberíamos actuar con el cerebro. Europa debe plantearse con urgencia y de una vez, con toda profesionalidad, cómo ayudar a los perseguidos por la guerra y la pobreza.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También