Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Inventores de la verdad

Las mentiras colectivas no se las traga nadie, pero se degluten entre todos
Whatsapp

La revisión de la soberanía nacional no es negociable, pero se sigue negociando con ella. Cuando uno de los dos quiere, ambos acaban riñendo y don Artur Mas se ha identificado tanto con su patria chica que dice que votar contra él es votar contra Cataluña. En su terca opinión, el 27-S habrá que elegir entre la libertad o la decadencia, como si ambas cosas fueran incompatibles. El peligro de abrazar el populismo en lo que él llama «su tren de la independencia» es que nos puede hacer descarrilar a todos, incluso a los que viajamos en el estribo, con cuidado para no perder los nuestros.

En uno de sus permanentes momentos de pesimismo, Cioran dijo que la mentira es una forma de talento. Su superioridad sobre la verdad consiste en que ésta es única y ella ofrece diversas modalidades y por lo tanto resulta más amena.

Asistimos a distancia a la parcelación y venta de España y hasta mi bien amado El Corte Inglés, que sustituyó a las quincallas tirando por la calle de en medio, puede ser menos inglés y menos español. Aquí todo se vende, pero en los negocios siempre hay alguien que se lleva la mejor parte. Las mentiras colectivas no se las traga nadie, pero se degluten entre todos. Hace doce a catorce años los españoles declararon a la Administración Tributaria que sólo un 15% de ellos ganaba más de 30.000 euros al año.

Mentira podrida, su pestazo sigue combatiéndolo don Cristóbal, que por eso es impopular. ‘Mentira bien inventada, vale mucho y no cuesta nada’, dice nuestro refranero. Tenemos la conciencia ancha y los bolsillos estrechos. A todos nos sienta como un rayo que no cesa pagar a Hacienda, que dicen que es igual para cada ciudadano, pero que siempre es más igual para unos que para otros. Don Antonio Machado nos dejó dicho que también la verdad se inventa. Unos siglos antes, Demócrito expresó la inutilidad de su búsqueda.

Llegó a la conclusión de que yace en un pozo.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También