Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Justicia internacional

Israel no puede irritarse cuando Palestina se quiere poner bajo el amparo, la jurisdicción y la tutela de la Justicia internacional
Whatsapp

El Consejo de Seguridad de la ONU rechazó por falta de votos suficientes un proyecto de resolución palestina que, entre otras cosas, exigía la retirada de Israel de los territorios palestinos antes del final de 2017. La propuesta, que hubiera sido vetada en todo caso por los Estados Unidos, recibió ocho votos a favor, dos en contra y cinco abstenciones. En respuesta a este rechazo, el embajador palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansour, presentaba el 2 de enero en la sede del organismo en Nueva York la carta oficial de solicitud de adhesión de Palestina al Tribunal Penal Internacional (TPI) y a otros 17 tratados internacionales. «Éste es un paso muy importante», declaraba el diplomático palestino. «Buscamos justicia para todas las víctimas que fueron asesinadas por Israel, la potencia ocupante». En efecto, la incorporación de Palestina a este Tribunal permitiría a la autoridad palestina perseguir legalmente a autoridades israelíes que violen los derechos humanos de sus ciudadanos. Israel ha puesto el grito en el cielo (y también los Estados Unidos, incapaces a lo que se ve de la menor autonomía en este asunto). Netanyahu se ha manifestado indignado porque la autoridad palestina esté en un gobierno de unidad con Hamas. Se puede entender que Israel se oponga a la existencia de un Estado palestino pero es totalmente incomprensible que se irrite cuando los palestinos se ponen bajo el amparo de la Justicia penal internacional.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También