Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La A-7, un espejismo

El gobierno de Madrid presenta el proyecto de presupuestos generales del Estado, estos pasan de largo de las Terres de l´Ebre y las fuerzas políticas se rasgan las vestiduras
Whatsapp

Se ha convertido en todo un clásico. El gobierno de Madrid presenta el proyecto de presupuestos generales del Estado, estos pasan de largo de las Terres de l’Ebre y las fuerzas políticas -a excepción claro del Partido Popular- se rasgan las vestiduras.

Si hubiera quinielas en estos temas, me habría forrado. Habría apostado, como así ha sido, que la descontaminación del pantano de Flix sería la principal aportación, a pesar de que las obras están ya en su recta final. Ytambién que obras muy reivindicadas se quedarían sin partida o con aportaciones simbólicas. Es el caso de la variante de la carretera N-420 de Gandesa o la autovía A-7 a su paso por el Baix Ebre y el Montsià. Desde que empecé a ejercer de periodista, hace más de una década, he oído hablar de esta carretera y, sinceramente, cada vez me parece más un espejismo.

La autovía gratuita es una realidad en tierras tarraconenses y valencianas, convirtiendo las Terres de l’Ebre en una especie de agujero negro. Las opciones para viajar en dirección Barcelona o Valencia son bien sabidas y bien odiadas: o se paga por la autopista AP-7, unas cantidades muy elevadas -a mi entender- por el número de kilómetros y el servicio que se da;o se circula por la N-340, repleta de camiones y con una alta e insoportable siniestralidad (recordemos que en los primeros siete meses del año se ha cobrado de nueve vidas en el tramo de las Terres de l’Ebre).

Puede que el Ebre no seamos muchos, pero tenemos los mismos derechos que todos. Por eso hoy, más que nunca, es necesaria la autovía A-7.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También