Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion editorial

La Móra quiere descentralizarse

Los vecinos deben calcular con mucha precisión el presupuesto para que la EMD sea realmente ventajosa

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
La riera de La Móra es un nido de mosquitos.

La riera de La Móra es un nido de mosquitos.

La Móra-Tamarit, el barrio de Llevant más alejado de Tarragona, tendrá el apoyo del propio Ayuntamiento para convertirse en una Entidad Municipal Descentralizada. El cambio de gobierno ha significado un cambio de actitud municipal respecto a la reivindicación de autogobierno del citado enclave. El portavoz del equipo de gobierno, Xavier Puig, ha ratificado la disposición municipal de colaborar en los trámites para que La Móra-Tamarit pueda convertirse en breve plazo en una EMD, reivindicación a la que el anterior gabinete de Ballesteros siempre había hecho oídos sordos. La reclamación vecinal lleva años estrellándose contra los muros del palacio de la plaza de la Font. La Móra se siente olvidada por los gestores municipales y año tras año se acumulan los problemas que no tienen solución. El verano agudiza la sensación de abandono con el aumento de la población y los calores que convierten la riera en un canal de aguas putrefactas donde los mosquitos organizan sus ejércitos. Las constantes peticiones para dar una solución al problema han viajado de Herodes a Pilatos sin encontrar nunca una respuesta efectiva. Pero son muchas más las reclamaciones del barrio que siguen pendientes desde hace tiempo. Un consultorio médico, un local vecinal, el arreglo de los deteriorados puentes, la adecuación del paseo marítimo, la mejora en la recogida de los escombros, la mejora de la iluminación y más conservación de los elementos urbanísticos son reiteradas quejas que se han perdido en el olvido. Los vecinos cifran su esperanza en poder convertirse en una EMD para poder gestionar directamente su propio presupuesto. Será necesario cuadrar muy bien los números para no llevarse ninguna sorpresa. Alguna de las reclamaciones sobrepasa incluso las posibilidades del Ayuntamiento de Tarragona, como la canalización de la riera. La EMD no será la panacea que lo resuelva todo de forma mágica. Por ello conviene estudiar muy bien los pros y contras, no vaya a ser que en este caso descentralizar derive en lo contrario de lo que se busca.

Temas

Comentarios

Lea También